Policiales

Parque Varisco: reconstruyen últimas horas del hombre asesinado

Armando José Lemos fue ultimado a golpes. Ayer lo encontraron sin vida en el Parque Varisco, donde habitualmente iba a buscar deshechos para sobrevivir.

En medio de la vegetación de un sector del Parque Varisco de Paraná, un grupo de obreros encontró el cuerpo de una persona entre los pastizales, pero a la vista de todos. Tras llamar al 911 el lugar se pobló de policías y patrulleros. Las lesiones que presentaba el fallecido no hicieron dudar al médico policial, que confirmó que se trató de un asesinato. Así comenzó la investigación por el crimen de Armando José Lemos, de 51 años, quien encontró la muerte en el mismo lugar a donde iba todos los días a buscar cualquier elemento que le sirviera para sobrevivir, junto a su madre. Hasta anoche no había sospechosos ni móvil a la vista.

Los cuatro trabajadores caminaban por calle Walter Heinze, que atraviesa el parque, alrededor de las 16 de ayer. Desde avenida Larramendi hacia el norte hay algunas casas, una iglesia evangélica y luego la fronda del gran pulmón verde de la capital provincial. Advirtieron enseguida la presencia del cadáver y que el mismo presentaba signos de violencia y derrame de sangre. No estaba oculto, aunque se encontraba entre la vegetación. Los obreros fueron hasta la iglesia mencionada y le avisaron a un pintor del macabro hallazgo. El hombre llamó al 911, cuyo personal, junto al de la comisaría 11ª, llegó al lugar.

Se cercó la escena del crimen y trabajaron los investigadores de la División Homicidios y los peritos de la Dirección Criminalística, que hicieron un relevamiento integral del lugar bajo indicaciones de la fiscal Jimena Ballesteros.

El cuerpo de Lemos presentaba visibles lesiones, sobre todo un golpe en el cráneo que sería el que le causó la muerte, según la observación del médico policial, Luciano Castaldo. Aparentemente podría haber sufrido heridas de arma blanca, pero esto se confirmará con la autopsia que hará el médico forense, quien establecerá la causa de la muerte y también la hora aproximada.

En las inmediaciones no había ningún elemento compatible con las lesiones, sólo basura y ramas.

Si bien se presumía que el lugar del hallazgo del cuerpo podría no ser donde mataron a Lemos, por la escasa presencia de sangre, esto no era determinante para sostener que el cuerpo fue descartado en ese sitio. Si bien es una de las hipótesis, también se presume que se encontró con una o más personas que lo atacaron en un lugar donde concurría habitualmente.

Las últimas horas

Lemos residía en una casa del barrio Los Hornos, lindante al Mosconi, es decir no muy lejos de donde fue encontrado sin vida. Vivía junto a su madre y un hermano, y subsistía diariamente recorriendo calles, contenedores y el Parque Varisco en busca de deshechos, alambres, vidrios, cables o leña que pudiera vender para alimentarse junto a su familia, algo que no era sencillo ni suficiente para todas las comidas.

Los efectivos de la División Homicidios están abocados a poder reconstruir los pasos que dio hasta su muerte y con quién se encontró. Para ello continúan entrevistando a muchas personas y buscan videos de cámaras de seguridad en las inmediaciones de Larramendi y en el posible recorrido desde su casa. Se pudo saber que Lemos había salido por la mañana de su casa, varias personas mencionaron haberlo visto ayer en distintos lugares y horarios.

También se indaga si mantenía algún conflicto con alguna persona en particular, pero no ha surgido nada concreto, más allá de los roces cotidianos de la vida en la calle y en el barrio.

En la jornada de hoy, algunos con conocimiento de hechos relevantes para aportar a la causa podrían ser llevados a declarar como testigos a la Fiscalía para entrevistas con Ballesteros, para apuntalar algún sospechoso.

Ocultos en el monte

El lugar donde fue localizado el cuerpo de Lemos está ubicado a unos 400 metros de avenida Larramendi, por calle Heinze. Un poco más hacia el noroeste se encuentra el sector donde fue encontrado el cuerpo desmembrado de Jésica Paola Do Santos, hace casi tres años. Se trata de un caso muy intrincado, con sospechosos, pero sin imputados aún.

La hipótesis es que la mujer fue asesinada de un disparo y luego descartaron sus restos en aquel sector del denominado Parque Nuevo. Evidentemente para los criminales se trata de un sitio donde sus rastros pueden perderse más fácilmente, al ser un lugar despoblado, con poco tránsito y menos iluminación en las calles que cruzan el parque, y sin cámaras que registren sus movimientos.

UNO Entre Ríos

Publicaciones Relacionadas

Matan a golpes al acusado de asesinar a la niña Abigail: Cómo fue el ataque

Editor

Periodista deportivo entrerriano falleció en un accidente en Chaco

Editor

Desbarataron dos fiestas en Paraná: en una había alrededor de 60 asistentes

Editor